Ir al contenido
English

Una política para la formación en salud

Señor Director:

El Ministerio de Salud se encuentra en el proceso de formular una nueva norma que regule la relación entre los hospitales públicos y las instituciones de educación superior. Esta materia es trascendental para mejorar la calidad de los hospitales y progresar en la educación profesional en salud. En nuestra opinión, la propuesta conocida hasta ahora deja pasar la oportunidad de establecer un marco conceptual que trascienda la solución de situaciones contingentes y que se constituya en una política de Estado que incorpore la vasta experiencia nacional e internacional al respecto.

Un concepto central es que en un buen hospital la actividad asistencial y la educación profesional son indisociables y se potencian mutuamente, para beneficio de los pacientes y de los estudiantes. Esto considera que los profesionales a cargo del cuidado de los pacientes participen en el proceso formativo y que la universidad disponga de docentes que se integren en el equipo clínico, aportando además la capacidad de investigar para encontrar soluciones originales a los principales problemas de salud del país. Esto ocurre de manera óptima en contextos de integración institucional a todos los niveles.

El ejemplo de los mejores centros del mundo y de los hospitales que desde hace décadas son reconocidos en Chile por su calidad debe ser considerado para multiplicar de manera virtuosa dichas condiciones en todo el país. Esperamos que tanto el Ministerio de Salud como los actores legislativos y otros tengan la prudencia y el coraje para formular políticas de Estado con esta visión.

Dr. Manuel Kukuljan P.
Decano de la Facultad de Medicina de la U. de Chile

Luis Ibáñez Anrique
Decano Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile

Santiago, 16 de julio de 2017