Compartir noticia:

Facultad de Medicina

Permitirá atención de pacientes, formación de especialistas y generación de evidencia científica

Facultad de Medicina inaugura primera cámara hiperbárica del servicio público de salud en la Región Metropolitana

Ubicada en el Campus Sur del plantel, vinculado al Hospital Barros Luco Trudeau, fue donada por la empresa fabricante, Osorio Hermanos, y tiene un valor cercano al medio millón de dólares.

La medicina hiperbárica consiste en suministrar oxígeno al 100% dentro de un ambiente presurizado. Se realiza dentro de una cámara hermética que permite subir la presión atmosférica normal, de manera que, debido a ello, aumenta la disolución del gas en la sangre. Así, el tratamiento en cámara hiperbárica sirve para pacientes intoxicados con monóxido de carbono, pero también para la regeneración de vasos capilares, hueso y piel, como las lesiones del pie diabético. Se indica para afecciones como el aeroembolismo gaseoso arterial, gangrena gaseosa, lesiones por aplastamiento e isquemias traumáticas agudas, enfermedad por descompresión de buzos, insuficiencias arteriales, anemias severas, abscesos intracraneanos, infecciones necrotizantes de tejidos blandos, injertos comprometidos y daño por quemaduras térmicas agudas, entre otras patologías.

La inauguración se realizó el 9 de noviembre de 2017, encuentro que fue presidido por el rector de la Universidad de Chile, doctor Ennio Vivaldi; el decano de la Facultad de Medicina, doctor Manuel Kukuljan; el director del Servicio de Salud Metropolitano Sur, doctor Osvaldo Salgado y el director académico del Hospital Barros Luco Trudeau y director de la Unidad de Medicina Hiperbárica, doctor Nelson Navarrete. Además, contó con la asistencia de los alcaldes Luis Sanhueza, de la comuna de San Miguel, y Luis Mella, de Quillota, y de los hermanos Carlos y Germán Osorio, de la empresa donante de este equipamiento. 

En la ocasión, el doctor Navarrete relevó el carácter estratégico de desarrollo universitario de esta iniciativa “que tiene altas implicancias académicas, asistenciales, científicas y tecnológicas, y que es fruto del esfuerzo y la iniciativa de muchas personas, donde destacan la iniciativa, persistencia y buena voluntad de la empresa donante, como es Osorio Hermanos; la receptividad de la Facultad de Medicina y la participación y anuencia del Servicio de Salud Metropolitano Sur, con quien nos une una larga tradición de colaboración. El funcionamiento de esta unidad permitirá abordar un área terapéutica con importantes implicancias en salud pública, así como facilitará la generación de evidencia científica, lo que tendrá repercusiones relevantes más allá de nuestras fronteras físicas. Además, desde la perspectiva docente, en algún momento esta unidad debiera convertirse en un centro formador de especialistas en medicina hiperbárica del país”. A ello, agregó que con este avance “estamos generando una gran expectativa, multidimensional, a la cual deberemos responder responsablemente: expectativas de pacientes, de hospitales y centros de salud pública, científicos y empresa privada, cada uno con sus propios objetivos; pero siempre deberá prevalecer el hecho de que es la Universidad y la academia la que ocupan el corazón de este proyecto, por el cual fue creado, como es contribuir a solucionar de manera más eficiente muchos problemas de salud prevalentes de nuestra población, mejorando la calidad de vida de las personas y aportando al desarrollo científico nacional”.

Por su parte Marcelo Osorio, en representación de la familia Osorio Guerra y de la empresa fabricante de este equipamiento, agradeció a nombre de las 150 personas que trabajan en su organización del rubro metalmecánica, y recordó la historia que comenzó con la enfermedad de su abuela, María Teresa Guerra, madre de Germán y Carlos Osorio, quienes con el interés de proporcionar mejoría a la condición de diabética de su madre se abocaron a la fabricación de su cámara hiperbárica, aprendiendo del tema en España y desarrollando avances para su producción en nuestro país, que los llevó a la instalación de un centro médico en Quillota y, posteriormente, a desarrollar esta área de la tecnología asociada a la medicina “y con compromiso social”, destacó.

Articular para alcanzar la equidad

Posteriormente el decano de la Facultad de Medicina, doctor Manuel Kukuljan, agradeció a todos quienes hicieron posible esta iniciativa, como son la empresa Osorio Hermanos, el Servicio de Salud Metropolitano Sur y, particularmente, la profesora Gabriela Muñoz, principal impulsora de la instalación de este equipamiento en las dependencias universitarias del Campus Sur de nuestro plantel. Luego, reflexionó acerca de la importancia de la articulación entre distintos actores sociales y entidades tanto del Estado como privadas con el fin de ofrecer bienestar a la población con vocación social. “La realidad es un continuo que va desde las diferentes dimensiones de escala y en todas las áreas de la vida; cada uno de nosotros ve sólo un pedazo limitado de ella. Pero como especie hemos logrado avances y cambios gracias a que tenemos la capacidad de comunicarnos y articularnos; en ese sentido, la misión de la Universidad de Chile no es sólo generar y trasmitir conocimiento, sino que permitir y favorecer la articulación, que diferentes personas, con diferentes visiones de este universo se comuniquen para formar empresas mucho mayores. Esta oportunidad es un ejemplo extraordinario de esa articulación, vinculando ciencia básica, ingeniería, economía, política y la administración de salud desde la academia, el sector privado y el sector público. Al haber catalizado estas interacciones estamos haciendo de manera correcta nuestro trabajo como universidad”. Por último, sentenció que éste no es sólo un trabajo intelectual, “sino que también está el sentido ético, que toda esta articulación está a disposición de nuestra población, en particular la más vulnerable. Creemos que esta actitud nos llevará a avanzar hacia un país más igualitario”.

Por parte del Servicio de Salud Metropolitano Sur, su director, el doctor Osvaldo Salgado, manifestó el orgullo de su institución de formar parte de esta iniciativa, pues “pone el acento en la comunidad”. De la misma forma, relevó la relación docente asistencial con la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, señalando que es inconcebible el crecimiento de un servicio de salud sin el apoyo de la academia, así como es imposible el desarrollo de la formación profesional sanitaria sin el respaldo del sector que representa. Por último, destacó también las posibilidades asistenciales, científicas y formativas que dará este nuevo equipamiento.

Finalizando la ceremonia, el rector de la Universidad de Chile, doctor Ennio Vivaldi, enfatizó la excepcionalidad del generoso gesto de la familia Osorio, “que implica audacia, compromiso y responsabilidad”. Asimismo, se refirió a la importancia de defender los valores de la educación pública y el financiamiento que debe tener por parte del Estado, particularmente porque el desarrollo del país –y que implica al sector privado- depende de la formación de profesionales que se hace en estas universidades, como es el caso de los especialistas médicos, que en más de un 50% cursan su programa en nuestra corporación.

Para concluir la actividad, las autoridades realizaron el tradicional corte de cinta y descubrieron una placa conmemorativa de esta actividad en las nuevas dependencias del edificio universitario dedicadas al consultorio doctor Luis Hervé y en las que se ubicó la cámara hiperbárica.

 

 

Cecilia Valenzuela León/ Fotografías: David Garrido

Jueves 9 de noviembre de 2017

Dr. Osvaldo Salgado, Germán Osorio, Dra. Andrea Mena, Carlos Osorio, Dr. Manuel Kukuljan, prof. Gabriela Muñoz, Dr. Nelson Navarrete y Dr. Eduardo Tobar

Dr. Osvaldo Salgado, Germán Osorio, Dra. Andrea Mena, Carlos Osorio, Dr. Manuel Kukuljan, prof. Gabriela Muñoz, Dr. Nelson Navarrete y Dr. Eduardo Tobar

Alcalde Luis Mella, Carlos Osorio, doctor Manuel Kukuljan, prof. Gabriela Muñoz, doctor Ennio Vivaldi, doctor Osvaldo Salgado y alcalde Luis Sanhueza.

Alcalde Luis Mella, Carlos Osorio, doctor Manuel Kukuljan, prof. Gabriela Muñoz, doctor Ennio Vivaldi, doctor Osvaldo Salgado y alcalde Luis Sanhueza.

Germán Osorio, doctores Ennio Vivaldi, Manuel Kukuljan y Osvaldo Salgado, Carlos Osorio y doctor Nelson Navarrete.

Germán Osorio, doctores Ennio Vivaldi, Manuel Kukuljan y Osvaldo Salgado, Carlos Osorio y doctor Nelson Navarrete.

Compartir:
http://uchile.cl/m138663
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: