Ir al contenido
English

Más noticias

Doctores Manuel Kukuljan, decano saliente de la Facultad de Medicina; Rosa Devés, rectora de la Universidad de Chile y Miguel O'Ryan, decano 2022-2026

Decano Miguel O’Ryan inició su decanatura 2022-2026:

“Estamos aquí por y para ustedes”

En sus primeras palabras a la comunidad institucional, la máxima autoridad de nuestro plantel comprometió todos los esfuerzos en trabajar por una mejor docencia así como por un mayor reconocimiento a la labor académica.

Generación 2020 de terapeutas ocupacionales de la Facultad de Medicina

Generación 2020 de Terapeutas Ocupacionales recibió su título

Cogiendo un lazo que no se corta

37 profesionales acudieron a este encuentro realizado el 24 de junio de 2022, encabezado por el doctor Luis Michea, decano (s) de la Facultad de Medicina, junto al profesor Diego Cifuentes, director de Pregrado (s), y la profesora Constanza Briceño, directora de la Escuela de Terapia Ocupacional.

El doctor Ricardo García explica que

Proyecto dirigido por el doctor Ricardo García

Nace nuevo Departamento de Psiquiatría y Salud Mental Infantil

Recientemente aprobado en Consejo de Facultad, se conformará en base a las unidades académicas abocadas a este ámbito de los campus Norte y Sur, pero además convocará a docentes e investigadores que se desarrollen o generen nuevo conocimiento en el área de salud mental infantojuvenil en diversos departamentos de nuestro plantel.

La profesora Rosa Devés recibió la Medalla Universidad de Chile de manos de su antecesor, el profesor Ennio Vivaldi, distinción recibida por quienes ejercen la máxima autoridad de la institución.

Primera mujer en el cargo en 180 años de historia

Dra. Rosa Devés asume la Rectoría de la Universidad de Chile 2022-2026

Su equipo incluye a los profesores Alejandra Mizala en Prorrectoría, Claudio Pastenes en Asuntos Académicos, Sergio Olavarrieta en Asuntos Económicos y Gestión Institucional, Enrique Aliste e Investigación y Desarrollo, Pilar Barba en Extensión y Comunicaciones, Josiane Bonnefoy en Asuntos Estudiantiles y Comunitarios y José Miguel Piquer en Tecnologías de la Información.

La primera proyección de Eloísa Díaz: Ciencia Urgente se realizará en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile (Campus Eloísa Díaz, Av. Independencia 1027, Independencia) el viernes 24 de junio a las 18:00 horas. La entrada será liberada.

Proyecto de egresados U. de Chile

Estrenan "Eloísa Díaz: Ciencia Urgente", mediometraje musical animado

La agrupación musical de divulgación histórica Alameda Memoria regresa con su nuevo trabajo que es además su debut en el formato audiovisual. La primera proyección pública y gratuita de la pieza se realizará en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile (Campus Doctora Eloísa Díaz, Av. Independencia 1027, Independencia) el viernes 24 de junio a las 18:00 horas.

Un grupo interdisciplinario de expertos en Inteligencia Artificial y Medicina de la Universidad de Chile desarrolló el primer predictor de adherencia al tratamiento del VIH en Hispanoamérica.

En base a datos de 5 mil pacientes

Inteligencia Artificial predice adherencia a tratamientos contra VIH

Estudio impulsado por académicos de las facultades de Medicina y Ciencias Físicas y Matemáticas identificó que entre un 15% a 20% pacientes monitoreados abandonó los controles médicos y sus respectivas terapias. En base a algoritmos de Machine Learning, que analizan y combinan más de 250 tipos de datos, se creó un sistema que predice qué pacientes podrían no seguir sus terapias con regularidad.

Según explica la profesora Figueroa,

En individuos que cursaron su primer episodio psicótico alcanza el 75% de predictibilidad

Análisis automatizado del discurso predice riesgo de esquizofrenia

Investigadores de la Facultad de Medicina crearon un algoritmo en base a la identificación de biomarcadores en el relato hablado tanto de personas que cursaron su primer episodio de psicosis, como de pacientes crónicos con esta enfermedad, demostrando que tienen el potencial de ser utilizados como herramienta de diagnóstico psiquiátrico. Su paper fue publicado en Nature Schizophrenia.

Generación 2019 de terapeutas ocupacionales de la Universidad de Chile.

Generación 2019 de terapeutas ocupacionales

"¡Vivir es ahora!"

Así despidió a los 54 nuevos titulados la decana (s) de la Facultad de Medicina, profesora Mariangela Maggiolo, en una ceremonia que se realizó el 10 de junio de 2022.

Dr. Rómulo Fuentes

El estado de la neurotecnología

En 2017, un grupo de científicos liderados por el neurobiológo Rafael Yuste publicó las cuatro prioridades éticas que podrían derivar de los potenciales avances de la neurotecnología y la inteligencia artificial. Estas se resumen en (1) Resguardar la privacidad y autonomía; (2) Proteger la identidad y capacidad de elegir nuestras acciones, (3) Regular la “aumentación artificial” de capacidades cerebrales, y (4) Controlar los sesgos de procesos automatizados de toma de decisiones. Todo esto, en un escenario hipotético donde inteligencias artificiales que conocen el código del cerebro humano, tienen acceso a los datos neurales de la población.  Como reconocen los propios autores, “puede tomar años, incluso décadas, para que las interfaces cerebro-máquina y otras neurotecnologías sean parte de nuestras vidas diarias”.

Chile es uno de los pocos países del mundo que intentará proteger los “neuroderechos” a través de un proyecto de ley que “protege la integridad mental y el libre albedrío”. Sin duda en las ultimas décadas hemos presenciado avances notables de la neurotecnología. Por ejemplo, los implantes para la estimulación eléctrica de áreas profundas del cerebro se usan rutinariamente para el tratamiento de trastornos motores como el Parkinson y la distonía. Por otro lado, las interfaces cerebro-máquina, que son sistemas que generan instrucciones para un computador a partir de la actividad cerebral, permiten que una persona tetrapléjica puede controlar de manera limitada un brazo robótico a voluntad. Estos avances, fruto de décadas de investigación, han estado hasta ahora confinados a las condiciones controladas del laboratorio experimental. Sin embargo, empresas como Neuralink, en un intento de llevar estos avances al público, han desarrollado avances técnicos de las interfaces cerebro-máquina, como miniaturización y automatización de algunos procedimientos.

Si bien los avances en el área son ciertamente alentadores, estos son incipientes, y objetivamente estamos lejos de poseer la capacidad tecnológica y los conocimientos para registrar con suficiente resolución aunque sea una parte ínfima de la actividad cerebral que nos permita decodificar o modificar un “pensamiento”, si es que tal cosa en realidad es posible.

Nuestro poco entendimiento de la función cerebral se ejemplifica dolorosamente en el hecho de que aún no se dispone de cura para enfermedades devastadoras como el Alzheimer, el Parkinson, o las lesiones medulares.  En ese escenario, legislar con base al temor que en un futuro hipotético nuestros pensamientos sean leídos y manipulados por inteligencias artificiales no parece convincente. Ciertamente, los avances de la neurotecnología requieren una reflexión ética comunitaria y eventualmente una legislación, cuando efectivamente tengamos situaciones reales y no hipotéticas sobre las cuales legislar.