Ir al contenido
English

Más noticias

El Cica Hospital Roberto del Río contará con una nueva infraestructura para el desarrollo de su labor científica, docente y de extensión.

Este grupo contará con nueva infraestructura financiada por la Facultad de Medicina

Ciencia de vanguardia para contribuir a la salud de los niños de Chile

El 27 de mayo de 2021 se realizó la Primera Jornada del Centro de Investigación Clínica Avanzada del Hospital Roberto del Río. Este CICA, en fase de formación, está dirigido por la doctora Lorena Tapia, Doctora en Ciencias Médicas, académica del Departamento de Pediatría Norte y del Programa de Virología del ICBM.

Todas las imágenes del libro Reanimación Neonatal son producidas por el Centro de Enseñanza y Aprendizaje de la Facultad de Medicina

Editado por los profesores Pablo Gálvez Ortega y Carolina Ramírez Álvarez

Presentan libro "Reanimación neonatal: aprendiendo interactivamente"

Académicos y académicas del Departamento de Promoción de la Salud de la Mujer y del Recién Nacido, con el apoyo del Centro de Enseñanza y Aprendizaje de la Facultad de Medicina, ponen a disposición de estudiantes y profesionales del área de la salud este texto on line, interactivo y gratuito.

La investigación arrojó que hasta un 40% del total de personas que fueron internadas tuvieron secuelas en los meses posteriores en la función de sus pulmones.

Estudio de la Universidad de Chile:

40% de pacientes COVID-19 queda con dificultad respiratoria

Investigación desarrollada por el Departamento de Kinesiología de Facultad de Medicina, junto al Hospital Clínic de Barcelona, monitoreó las secuelas de esta enfermedad en personas que debieron hospitalizarse. La investigación fue publicada en la prestigiosa revista Pulmonology.

El trabajo realizado entre noviembre de 2020 y enero de 2021, fue de carácter mixto con aplicación de encuestas telefónicas, entrevistas semiestructuradas a distancia y estudio de casos.

Trabajo de investigadoras e investigadores de la U.de Chile

Autogestión de salud en pandemia

Los resultados arrojados por este proyecto apuntan a proponer un conjunto de estrategias de mejora para el Programa de Salud Cardiovascular, de manera de que sus usuarios estén mejor preparados para enfrentar situaciones de discontinuidad de las atenciones sin descuidar su salud.

Inclusión en contexto de crisis

Núcleo Desarrollo Inclusivo realizó encuentro internacional

Esta actividad tuvo como objetivo promover diálogos respecto a la situación que vive la rehabilitación comunitaria en América Latina y los desafíos en la generación de conocimiento que han enfrentado y repercutido en el involucramiento de las comunidades ante la contingencia por la pandemia.

“Enfermedad Depresiva: Etiopatogenia, Clínica y Terapéutica”

Para la actualización de especialistas y médicos en formación

Presentan “Enfermedad Depresiva: Etiopatogenia, Clínica y Terapéutica”

El texto es editado por los doctores Pedro Retamal, Claudio Fulllerton, Álvaro Wolfenson y Rodrigo Gillibrand, académicos del Departamento de Psiquiatría Oriente de la Facultad de Medicina y parte del Grupo de Trabajo de Enfermedades del Ánimo de la Sociedad de Neurología Psiquiatría y Neurocirugía, Sonepsyn.

La bioética tiene un lugar central en la labor académica y científica de la Facultad de Medicina.

Tanto en la atención sanitaria, la investigación científica o las relaciones interpersonales

Cuando lo primero es no hacer daño

Esta máxima, centro de todas las disciplinas de la salud, emana y es punto de encuentro en un crisol de valores, donde se forja a las nuevas generaciones de profesionales de nuestra institución. La meta de un mejor hacer reúne a académicos en distintos grupos y unidades, para velar porque esa labor se sustente en los principios rectores de una academia más humanista y una ciencia más respetuosa.

¿Por qué la Universidad de Chile debe proponer un mecanismo que asegure la participación y corresponsabilidad del Estado en la aprobación del PDI y el Presupuesto?

Ley 21.094, sobre Universidades Estatales

Qué es el "Mecanismo Institucional Permanente"

Mediante una consulta abierta, la Universidad de Chile recoge la opinión de sus integrantes respecto de temas tales como las propuestas de mecanismos institucionales permanentes relativos al Plan de Desarrollo Institucional, al Presupuesto de la Universidad y a la contribución que puedan realizar los representantes de la Presidencia de la República en estos mecanismos.

Los becados de Neuropediatría estuvieron en un sistema mixto de presencialidad y trabajos virtuales.

Enseñanza telemática en tiempos de pandemia

Un punto de inflexión hacia la autogestión del aprendizaje

La irrupción de la docencia virtual –más allá del desafío de aprender el uso de nuevas tecnologías y desarrollar metodologías docentes efectivas para estos medios-, no sólo llegó para quedarse, dicen nuestros académicos. Para muchos es un cambio largamente esperado que no sólo da al estudiante un rol mayor en su formación, sino que optimiza la carga docente y enriquece el trabajo presencial.

Estudio de la Universidad de Chile:

40% de pacientes COVID-19 queda con dificultad respiratoria después del alta

Hay mucha alegría cuando el paciente sobrevive a la UCI; sin embargo, olvidamos las condiciones en las que sale ese paciente”, afirma el profesor Rodrigo Torres, académico y líder de múltiples estudios impulsados por el Departamento de Kinesiología de la Facultad de Medicina Universidad de Chile para ver qué pasa después del alta de COVID-19. En estas líneas de trabajo, sobre lo que se ha denominado como "long COVID", afirma, “ya se ha demostrado que los adultos mayores independientes, es decir, que llegan caminando al hospital y que sobreviven a la UCI, el 40 % tiene limitaciones al caminar, y un 20 por ciento no puede bañarse”.

Reducción de función pulmonar

Uno de estos proyectos consistió en la revisión sistemática de cinco bases de datos para detectar patrones en las secuelas experimentadas por pacientes contagiados con COVID-19 en condiciones graves o gravísimas. El trabajo, realizado por investigadores e investigadoras del Departamento de Kinesiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile junto a un equipo del Hospital Clínic de Barcelona, identificó que hasta un 40 % del total de personas que fueron internadas tuvieron secuelas en los meses posteriores en la función de sus pulmones.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista Pulmonology, reportó que se detectaron complicaciones de difusión en casi la mitad de las personas que fueron internadas por complicaciones asociadas al COVID-19; “eso quiere decir que el oxígeno que toman no les llega bien a la sangre, les llega en menor cantidad”, explica el profesor Rodrigo Torres, autor principal de la publicación.

“Esta complicación se puede convertir en algo mucho más severo con el paso de los años. Pero, además, hay otras prevalencias; por ejemplo, el 15 % de las personas internadas quedan con una alteración restrictiva, que quiere decir que tienen menos volumen en los pulmones. Este número aumenta en el caso de personas que estaban en la UCI”, agrega Torres, afirmando que, en estos casos, dos de cada tres personas quedaron con secuelas asociadas a problemas de difusión.

Prevalencia de síntomas

El docente agrega que, sumadas a las secuelas de función pulmonar y dificultades para retomar la vida cotidiana tras el COVID-19, si un adulto mayor ingresa a la UCI con una fragilidad previa, “es decir, si llega sin poder caminar, la mortalidad a 6 meses después del alta es de más del 70 %, sin ninguna intervención existente que ayude en esta recuperación”.

Respecto a los pacientes más jóvenes que han ingresado a la UCI, el académico explica que “el problema en Chile es que los jóvenes tienen comorbilidades como hipertensión, diabetes, obesidad, y esos pacientes son los que están copando estas unidades. El gran problema es que van a estar hospitalizados un período prolongado, muchos sedados en ventilación mecánica, y los que sobrevivan van a tener secuelas físicas y una persistencia de síntomas que va a afectar su retorno al trabajo”.

Estos síntomas reportados en los tres meses posteriores al alta médica de los pacientes UCI son: fatiga constante en al menos un 50 % de los casos, y dificultades para respirar en una de cada tres personas.

Nuevas herramientas de control médico a distancia

En este contexto, surgió la implementación del llamado test “sit-to-stand”, instrumento que permite monitorear los avances de pacientes hospitalizados por COVID-19 a través de la telemedicina y aportar a la descongestión de centros asistenciales. El test, cuya aplicación dura un minuto, sería clave para evaluar los niveles de saturación de los y las pacientes después de haber pasado por períodos de hospitalización por complicaciones asociadas a esta enfermedad.

“Este test actualmente se aplica en muchos lugares del mundo, y para distintas enfermedades y secuelas. En el caso del COVID-19, sirve para medir la oxigenación de los pacientes y se puede realizar sin mayor equipamiento y a distancia”, explica el profesor Torres. “Dado su simplicidad, actualmente ya se está incorporando en los programas de telerrehabilitación", afirma.

En Chile, este sistema ya tuvo un período de prueba en un estudio liderado por el académico del Departamento de Kinesiología de la Facultad de Medicina, profesor Rodrigo Núñez. En este proceso se observó a 60 pacientes mediante la aplicación de este test durante un mes después de ser dados de alta. Los resultados indicaron que un 40 % de los pacientes redujo su capacidad física, y un 32 % de ellos desaturó mientras realizaban la prueba; es decir, bajaron sus niveles de oxígeno frente a un esfuerzo cotidiano como pararse y sentarse.

La investigación evidenció las ventajas que podría traer la implementación de este test en la atención primaria de salud para disminuir el riesgo de nuevos contagio e incentivar la atención telemática. Esta prueba, que ya se utiliza en el diagnóstico y evaluación de otras afecciones, como enfermedad crónica obstructiva y la fibrosis quística, entre otras, destaca por su simpleza: solo requiere de una silla, de la asistencia de un acompañante -solo si la persona está en riesgo de caída-, y un espacio de un metro cuadrado.

El test fue aplicado en personas con menos de 10 días de hospitalización, en cuyo caso más de un 80% logró completar la prueba en las semanas posteriores, lo que da cuenta de una progresiva mejora en la capacidad de saturación. La media de edad de los pacientes que lograron cumplir con la prueba fue de 62 años.

“Actualmente, en Chile ya existen programas que están realizando este tipo de test a través de medicina telemática. Uno de ellos es la iniciativa que está comenzando a estudiar el Hospital Salvador, entregando saturómetros a las personas y enseñando a los pacientes a monitorear sus niveles de oxígeno. Estos programas tienen muy buenos resultados”, afirma Rodrigo Torres, académico de la Universidad de Chile.

¿En qué consiste el test?

Para realizar este test solamente se requiere de una silla y, en el caso de que la persona que lo realice tenga movilidad reducida, además de una persona que la asista para evitar posibles caídas.

La persona a quien se le realizará el test debe sentarse en una silla, con al menos un metro cuadrado despejado alrededor para evitar el apoyo involuntario de las extremidades. Su espalda no debe apoyarse en el respaldo de la silla, y debe mantener tanto los pies sobre el piso a la altura de los hombros.

El paciente debe cruzar los brazos en el pecho, y proceder a pararse y sentarse nuevamente en la silla, la mayor cantidad de veces que pueda (sin presionar a la velocidad y evitando cualquier tipo de caídas), en un lapso de un minuto.

Comunicaciones Casa Central Universidad de Chile