Ir al contenido
English

Más noticias

Los nuevos becados Valentina de Gregorio, Alejandra Troncoso y el doctor Félix Urra.

Además, un investigador joven del Instituto de Ciencias Biomédicas

Dos estudiantes de la Facultad de Medicina reciben Beca Santander

Las beneficiarias son Valentina de Gregorio Torres, de la carrera de Terapia Ocupacional, quien estudiará en la Universidad Autónoma de Barcelona, y Alejandra Troncoso, de la carrera de Obstetricia y Puericultura, quien asistirá a la Universidad de Sao Paulo. Por su parte, el doctor Félix Urra materializará sus investigaciones en la Universidad de Antioquía, en Colombia.

Ricardo Banda

Realizado en Alemania:

Terapia ocupacional destaca en congreso de cirugía y terapia de mano

Ricardo Banda, profesor de esta unidad académica fue invitado al XIV Congreso de la Federación Internacional de Cirugía de Mano y XI Congreso de la Federación Internacional de Terapia de Mano. Ambos encuentros se llevaron a cabo en Alemania, entre el 17 y 21 de junio en el centro de convenciones CITY CUBE de Berlín.

Karen Basfi-fer, académica del Dpto. de Nutrición y directora de la Escuela de Nutrición

Sobre la alimentación saludable: lo que la evidencia indica

El día 27 de junio recién pasado, el diario electrónico El Mostrador publicó una columna de opinión en la que se hace referencia a la formación que entrega la Escuela de Nutrición de la de Facultad de Medicina. A continuación presentamos una columna en la que la directora de dicha unidad académica, profesora Karen Basfi-fer, expone sobre el particular.

Proyecto estratégico de la Facultad de Medicina

El nuevo edificio del Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil Oriente ya es una realidad

Así lo explican los doctores Antonio Banfi, María Elena Santolaya, Francisco Cano y Hernán Sepúlveda, quienes sucesivamente han sido directores de ese departamento y gestores de esta iniciativa, cuya puesta en marcha fue aprobada por el Consejo de Facultad gracias a los fondos provenientes de la reconversión del proyecto de aulas docentes de Campus Norte y, que en este caso, implicarán una inversión cercana a los 500 millones de pesos.

Vinculado al Hospital Pediátrico Luis Calvo Mackenna, el departamento –que en la actualidad cuenta con 55 académicos en 20,7 jornadas completas equivalentes- ocupó dependencias de una escuela cedida en comodato por casi un siglo, “instalándose como un lugar visible de la actividad de la Facultad de Medicina en cuanto a la formación de estudiantes de pre y posgrado, el crecimiento y desarrollo de especialidades, y la generación de nuevo conocimiento disciplinar en beneficio tanto de la docencia como de los niños. Así, evidentemente se creó una fuerza dentro de esta alianza entre nuestra institución y el hospital como para desarrollar un proyecto de mayor envergadura”, explica el doctor Banfi. Esta iniciativa tomó la forma de un nuevo espacio, acorde a las necesidades actuales de la academia y de la formación curricular, “y así se convino con distintas direcciones del hospital a lo largo del tiempo llegar a este proyecto, acotado a las necesidades actuales, cuya realización significa un impulso y una consolidación, una vez más, de este acuerdo valórico y concreto entre la facultad y el hospital”.

Al respecto, la doctora Santolaya señala que esta iniciativa representa “una línea de trabajo permanente, que trasciende a las personas a cargo. Eso es importante porque hay objetivos claros, un lineamiento estratégico de lo que pensamos que puede ser nuestro departamento y hacia dónde queremos llevarlo. Nuestras labores más esenciales son la docencia de pre y posgrado, la investigación y la extensión desde la perspectiva universitaria, haciendo una sinergia con el trabajo asistencial. En ese sentido, junto a los doctores Banfi, Cano y Sepúlveda tenemos cargos mixtos entre la Facultad de Medicina y el Hospital Luis Calvo Mackenna, lo que pone de manifiesto el trabajo sinérgico que queremos lograr cotidianamente, en particular para lo que es el sello de este departamento, como es la investigación aplicada con énfasis en buscar respuestas a problemas de los niños. La idea es crecer para albergar más personas interesadas en llegar, permanecer y desarrollar sus ideas relacionadas a nuestra labor. Estas nuevas dependencias son un sueño que tenemos hace muchos años, fomentando nuestro crecimiento en un ambiente amable, grato, iluminado, inclusivo. Así lo veo yo”.

Un hospital universitario

En dicho sentido, el doctor Banfi añade que “lo que necesitamos es dar a quienes actúan hoy en el departamento y el hospital las condiciones necesarias para que siga siendo un lugar atractivo de trabajo, de modo que se conjuguen voluntades e intereses comunes, visualizando la trayectoria de una instancia académica como ha sido este departamento, actualizándolo a medida que crecemos. Lo más importante es cuidar el recurso humano, que para mí es el centro de todo esto, y para ello es que conseguimos este un nuevo edificio, para que quienes nos integran puedan sentirse cómodos y sentir su pertenencia, su entroncamiento con la facultad y el hospital”.

El doctor Cano agrega que “esta construcción es resultado natural de un camino en el que han participado muchas personas, demostrando que lo único que funciona en nuestro trabajo es la labor en equipo. Cuando uno cuida a sus miembros y les da espacios adecuados para que desarrollen ideas, los resultados son asombrosos. Este edificio estará inserto en el concepto de un hospital universitario, que cuida la salud pública mediante la docencia de pre y posgrado, la investigación y la extensión, abriendo espacios que, además de físicos, son para que las ideas aparezcan, crezcan y lleguen de vuelta a apoyar el trabajo asistencial. Por eso es que representa mucho más que los metros cuadrados construidos, sino que encarna ideas que van a multiplicarse, porque lo único que se multiplica en nuestra sociedad actual es el conocimiento. A nosotros nos emociona este proyecto porque simboliza cómo creemos que debe ser un hospital en Chile, sobre todo pediátrico. Estos recintos son como el cuerpo humano, un lugar físico donde hay órganos funcionan bien sólo si están en sintonía. La energía, el alma de este cuerpo, es la universidad, y ahora tenemos una casa que va a permitir a esa alma dar pie a que todo este organismo trabaje mirando cómo fortalecer el conocimiento y multiplicarlo”.

El doctor Sepúlveda sentencia que “este departamento tiene una trayectoria consolidada en investigación, docencia y extensión. Cuando logremos ver las luces de este nuevo edificio, esta labor tendrá una importancia mucho mayor, coronando esta contribución y dando respuesta a una necesidad que pusimos en nuestro medio”.

¿Estas nuevas dependencias representarán un nuevo posicionamiento de esta unidad en la comunidad académica y científica nacional?

“Nuestro objetivo no es buscar nuevo posicionamiento ni competir con otras unidades o instituciones; nuestro objetivo es la integración y por sobre todo la articulación, que es hacia adonde apunta la Facultad de Medicina. A nivel nacional y regional, estamos muy interesados en seguir teniendo polos de desarrollo, que estamos convencidos que se consiguen cuando se es capaz de crear conocimiento en un área determinada. Los polos de desarrollo no son sólo académico, sino también de mejor atención para los niños”, finaliza la doctora Santolaya.

“Edificio Lego”

Según informa la Dirección Económica y de Gestión Institucional de la Facultad de Medicina, el nuevo edificio del Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil Oriente será una construcción de dos pisos de 450 mts2 cada uno, lo que hace un total de 900 mts2; pero, al estar diseñado como un “edificio LEGO”, a futuro se podría levantar un tercer nivel.

El acceso al primer piso cuenta con rampa de acceso al 10%, según lo establecido en la norma actual. Este nivel está distribuido en comprendiendo un sector de recepción, dos salas de clases, igual número de salas de reunión, una sala de estar, dos espacios de trabajo compartidos para un total de 18 personas y un comedor. Las salas de clases son acústicas y tienen capacidad para 20 personas, con data show de tiro corto  y red wifi. El segundo piso se mantendrá en obra gruesa.

El proyecto del nuevo edificio para el Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil Oriente fue uno de los seleccionados por el Consejo de Facultad para postular al Fondo de Inversión en Infraestructura y Equipamiento de la Universidad de Chile.

Proyectos con fondos concursables externos vigentes de la Unidad de Investigación del Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil:


Fondecyt Regular 2017-2021: Viral factors, host inmune response and nasopharyngeal microbiota as determinants of the severlty of respiratory vlral infectlons in children wiht hematopoietlc stem cell transplant. Investigador Responsable: Dr. Juan Pablo Torres.

Fondecyt Regular 2016-2020: Genetic and systematic biomarkers associated with severity of invasive fungal infections in children with cancer, fever and neutropenia: a new insight. Investigadora Responsable: Dra. María Elena Santolaya.

Fondecyt Regular 2016-2020: Components of the microbiota associated to Diarrheogenic E. coli infection promotes fimbrial-mediated adherence and inflammation induction of Enteroaggregative and ShigaToxin-producing E. coli to intestinal cell models. Investigador Responsable: Dr. Mauricio Farfán.

FONIS 2017-2018: Tiempo de administración de la primera dosis de antimiocrobiano y resultados clínicos en niños con cáncer que consultan por fiebre y neutropenia en nueve hospitales del país, antes y después de la implementación de una intervención integral: En busca de equidad y calidad de atención en salud. Investigadora responsable: EU Verónica de la Maza.

FONDEF 2018-2020: Plataforma informática basada en Machine learning para optimizar el manejo de los episodios de fiebre y neutropenia en niños con cáncer. Investigadora Responsable: Dra. María Elena Santolaya.  

Número promedio de publicaciones por año entre 2010-2018: 9,8.

Impacto ISI promedio para el mismo período: 4,4 puntos.

 

Cecilia Valenzuela León/ Fotografías: David Garrido