Ir al contenido
English

Más noticias

La acreditación de la Escuela de Terapia Ocupacional ante la WFOT es por el plazo máximo de siete años

Por el plazo máximo de siete años

Terapia Ocupacional, acreditada por la WFOT

La Federación Mundial de Terapia Ocupacional (WFOT) es una red global de 105 organizaciones miembros, las cuales representan a 580.000 profesionales de la disciplina, y que establece el estándar para su práctica y formación a nivel internacional, promoviendo la excelencia a través de la investigación y la educación.

Dr. David Sáez Méndez, editor y coautor del libro “Muerte encefálica”

Presentan libro "Muerte encefálica" del Dr. David Sáez

El libro titulado 'Muerte encefálica' constituye un valioso aporte a las unidades de procuramiento y trasplante, a las unidades de paciente crítico, a la medicina y la neurología, además de un mayor conocimiento para el manejo del paciente, basado en la experiencia acumulada durante más de veinte años por su principal autor.

La doctora Elizabeth Blackburn dialogó con la interna de Medicina Lucía del Valle, en el marco de la iniciativa Nobel Prize Dialogue.

“Nos habló desde el corazón”

Interna de Medicina entrevistó a científica ganadora del Nobel

Lucía del Valle, estudiante de séptimo año, tuvo la oportunidad de dialogar con la doctora Elizabeth Blackburn, distinguida el año 2009 con el Nobel de Fisiología o Medicina por su descubrimiento de la telomerasa, enzima relacionada con los procesos de envejecimiento celular y con el cáncer.

Marcela Díaz, académica y matrona de la Universidad de Chile

Vacunas contra el Covid-19 y embarazadas

El Departamento de Promoción de la Salud de la Mujer y el Recién Nacido de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, como socio implementador de la Oficina Regional para América Latina y El Caribe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA/LACRO), realizó el webinar “Embarazo y vacunas” para difundir la temática de vacunación COVID-19 en la gestación.

La Chan Zuckerberg Initiative financió este proyecto con dos millones de dólares a distribuirse entre todos los grupos de investigadores del continente.

Apuntando a la futura medicina de alta precisión

Llevando ancestría de pueblos originarios a Atlas Mundial de Células

Gracias al financiamiento de la organización filantrópica Chan Zuckerberg Initiative, el doctor Ricardo Verdugo, académico del Programa de Genética Humana de la Facultad de Medicina, participa del equipo de investigadores de la Universidad de Chile que recolectará muestras de población nacional de origen mestizo, mapuche, diaguita y aymara, para enriquecer este repositorio internacional.

La Universidad de Chile cumple 179 años y, dentro de sus actividades de aniversario, celebra a sus mejores docentes de pregrado.

Como parte del aniversario N°179

Los mejores profesores 2021 de la Facultad de Medicina

De manera hibrida -en el Salón de Honor y con conexiones remotas más la transmisión por las redes sociales- se realizó la ceremonia Mejor Docente de Pregrado 2021 con el fin de homenajear a las y los profesores que destacaron no solo en sus respectivas áreas de conocimiento e investigación, sino que también por su entrega y vocación docente en un periodo particularmente desafiante.

Proceso 2023

Inició su trabajo la Comisión de Autoevaluación de Escuela de Medicina

Con un llamado a la participación activa, los encargados de poner en marcha el proceso de autoevaluación comenzaron el trabajo que culminará con un informe que reflejará avances y aspectos pendientes respecto del plan de mejora establecido en el proceso anterior, así como también abordará los compromisos institucionales y los desafíos para el futuro de la carrera.

Garantías sociales

Derecho a la salud: la esperanza de la seguridad social en una nueva constitución

Desde el estallido social chileno el 18 de octubre del 2019 (que recientemente se conmemoró su primer aniversario) diversas comunidades generaron instancias participativas a través de “cabildos” para discutir sus problemáticas y ver cómo solucionarlas en corto, mediano y largo plazo. Por esas primeras semanas después del estallido, el 28 de octubre del 2019 se realizó el primer cabildo (de cuatro) organizado por la comunidad de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile titulado “Por los cambios estructurales que garanticen el derecho a la salud”, en donde se abordó ampliamente la consagración de este derecho fundamental a través de una nueva constitución.

El texto constitucional vigente y redactado en dictadura, establece sobre el derecho a la salud que se asegura el acceso libre e igualitario, sea en acciones de promoción, protección, recuperación y rehabilitación, además señala que es deber del Estado garantizar la ejecución de las acciones de salud, ya sea en el sistema público o privado. Para el Dr. Juan Pablo Rubio, becario del programa de especialistas en Medicina Familiar del Depto. de APSF, esta garantía está basada en la lógica subsidiaria del Estado, el cual promueve una libertad de acción que se encuentra condicionada por factores relacionados con los ingresos de la persona, su estado de salud y el rango etario.

El rol actual del Estado no garantiza la concepción de la salud desde un modelo integral en donde salud es poder tener una seguridad social real, esto es, el derecho a una educación de calidad, a un trabajo digno y no precario, a condiciones de vida y medioambientales, factores que favorezcan la salud de las poblaciones. El Estado tiene que garantizar todas las condiciones para que las personas puedan desarrollarse en sus máximas capacidades, además de ser garante de esos derechos”, mencionó.

Determinantes sociales de la salud 

Lo mencionado por el Dr. Rubio está relacionado con un concepto utilizado en medicina que hace referencia a las condiciones sociales que determinan la salud de las personas en donde se incluyen factores como educación, vivienda, medioambiente, entre otros, y la interacción de ellos con los sistemas de salud y economía que predominan en un país. En el caso chileno, estas determinantes se cruzan con un sistema de salud fragmentado en tres partes, hay un sistema público (Fonasa), un sistema privado (Isapre) y un sistema aparte para las fuerzas armadas. Para el Dr. Rubio, es fundamental avanzar hacia construir un sistema único que tenga en la base a la atención primaria.

“Lo más importante es partir con una reforma en el financiamiento para eliminar la inequidad en salud, que es estructural, para asegurar un fondo único y que el Estado pase de tener un rol subsidiario a un rol garante de derechos y de esta forma fortalecer el sistema público y la Atención Primaria”, indicó el Dr. Rubio.

Por su parte,  la subdirectora del Depto de APSF, Mg. Viviana Ulloa concuerda con el Dr. Rubio en el sentido de que el proceso constituyente debiera avanzar hacia un sistema único que ayude a fortalecer los servicios de salud. “El cambio constitucional debiese ir en la línea de generar un sistema único de salud y lo mismo, un sistema único de cotizaciones de salud, de previsiones, y que las personas que quieran puedan tener un seguro complementario si así lo desean. Esto permitiría tener mejores ingresos para el sistema único, lo que lleva consigo poder mejorar la infraestructura, capacidad para poder tener recursos humanos, implementación, tecnología, etcétera”, aclaró. 

En este sentido, la directora del Departamento de APSF, Dra. Soledad Barría, mencionó que es importante garantizar un financiamiento del sistema público que sea suficiente para el desarrollo de los servicios de salud. “Por cada persona inscrita en el consultorio o centro de salud, se le paga al municipio $7.200 pesos al mes, esos son los recursos que destinamos como país y con esa plata hay que hacerlo todo. No es suficiente para una salud digna”, señaló.

Para la Dra. Barría es importante que se avance en la línea de mayor justicia social debido al impacto que tienen las determinantes sociales en la salud de las personas, por lo tanto, no basta solamente con cambiar el sistema de salud o realizar modificaciones en este si las personas siguen estando determinadas por factores relacionados con la educación que reciben, el medioambiente en el que viven o las condiciones de trabajo en las que se encuentran. Un ejemplo concreto de esto se ve reflejado en la Encuesta Nacional de Salud (2017), en donde la población con menos años de escolaridad presenta una peor calidad de vida y mayores niveles de enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión.

Para garantizar el derecho a la salud hay que considerar a los determinantes sociales porque el 60% del impacto en la salud de las personas tiene que ver con cómo viven y luego, también se requiere un sistema de salud que pueda respaldar esa garantía porque no basta con decir que tenemos derechos, sino que necesitamos que exista un sistema de salud universal que de respaldo a ese derecho”, mencionó la Dra. Barría.

Matías Marín, equipo de comunicaciones Departamento de Atención Primaria y Salud Familiar.