Ir al contenido
English

Más noticias

Primer informe The COVID-19 Health Care Workers Study Síntomas Depresivos y el Malestar Psicológico de los trabajadores de la Salud

En el marco de la pandemia

Más del 30% de trabajadores de la salud presenta síntomas depresivos

Primer informe de "The COVID-19 Health Care Workers Study" advierte además que casi un 55% del personal sanitario consultado presentaría, además, algún tipo de trastorno mental común. En el estudio colaboran más de 30 países; en Chile, es desarrollado por la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina junto a las universidades Católica, Central y de O´Higgins, junto con el Colegio Médico.

El equipo permitirá triplicar la cantidad de test PCR realizados por el Programa de Virología del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM), y llegar a más de 1.000 exámenes diarios.

Adquiridos por SOFOFA

Universidad de Chile busca triplicar exámenes PCR con robots

Laboratorios del Programa de Virología del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile esperan aumentar a más de mil las muestras diarias analizadas mediante RT-PCR con la llegada de equipamiento aportado por la Sociedad de Fomento Fabril.

En el proyecto Fondef será fundamental la base de datos de casi 6000 pacientes que tiene la Fundación Arriarán en sus 30 años de funcionamiento.

Se basará en datos de casi 6.000 pacientes de la Fundación Arriarán

Crearán aplicación para predecir pacientes malos adherentes a terapia

Con el financiamiento de Fondef, este proyecto liderado por la doctora Claudia Cortés, infectóloga del Departamento de Medicina Interna Centro de la Facultad de Medicina, apunta a determinar, al momento que inician su terapia, a los pacientes con mayor riesgo de presentar problemas con la adherencia a la toma de medicamentos, para ofrecerles diferentes tipos de apoyo antes de que ello ocurra.

The Lancet Neurology publicó una carta firmada por especialistas de todo el continente pertenecientes al Consorcio de América Latina y el Caribe sobre Demencia (LAC-CD)

Pacientes históricamente olvidados se pueden ver más afectados aún por el Covid-19

Que lo urgente no haga olvidar lo importante

Especialistas de todo el continente pertenecientes al Consorcio de América Latina y el Caribe sobre Demencia (LAC-CD) –entre los que figuran dos académicos de la Facultad de Medicina de la U. de Chile-, publicaron una carta en The Lancet Neurology, haciendo un llamado a fortalecer las políticas sanitarias públicas orientadas a los pacientes con demencia y sus cuidadores durante la actual pandemia.

El objetivo del estudio es recopilar significados y prácticas en torno al cuidado y preparación para la muerte de los adultos mayores, para contribuir a proteger la salud mental de cuidadores, familiares y trabajadores de la atención primaria

Proyecto Fonis recientemente adjudicado alcanzó la más alta evaluación a nivel nacional

Para cuidar el buen morir: recogiendo una experiencia silenciosa

La profesora Gabriela Huepe, académica de los departamentos de Bioética y Humanidades Médicas, y Psiquiatría y Salud Mental Oriente de nuestro plantel, lidera esta investigación en la que se aborda un tema históricamente calificado como tabú.

Parte de las cajas se entregó a una comunidad de mujeres haitianas que participa de un proyecto de extensión de la profesora Viviana Riquelme.

Y apoyará a diversas ollas comunas de cinco comunas de Santiago

Campaña “Tu ayuda es urgente” beneficia a 340 familias

340 cajas solidarias y más de 10 millones de pesos a ollas comunes entregó esta iniciativa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile liderada por la Dirección de Extensión de la Facultad y la organización ECOSS de Barrio, con el objetivo de recaudar fondos para apoyar a diversas comunidades necesitadas por la crisis generada por la pandemia del COVID-19.

40 pacientes se atendieron en la Unidad Crítica Covid del HCUCH

Un modelo de atención hospitalaria para replicar

En una ceremonia realizada el 30 de julio de 2020, los doctores Eduardo Tobar y Víctor Illanes –parte del equipo a cargo de la UCC, integrado también por la doctora Carolina Espinoza, urgencióloga; la enfermera coordinadora Andrea Retamal; la EU Verónica Rojas; el kinesiólogo Wilson Neira y Nicole Núñez, ingeniera administradora de procesos- dieron a conocer los principales hitos y resultados obtenidos durante su puesta en marcha, que comenzó con el primer paciente recibido el 23 de junio pasado.

El doctor Illanes explicó que la UCC se creó con los objetivos de descongestionar el servicio de Urgencias del HCUCH y la posible hospitalización de pacientes críticos en esta unidad por falta de cupos; de ofrecer una atención digna y segura durante la emergencia sanitaria provocada por la infección por coronavirus, y de establecer herramientas y procesos que pudieran ayudar a hacer este modelo potencialmente escalable y reproducible. De esta forma, y luego de que junto a las autoridades centrales del recinto asistencial obtuvieran el apoyo para este modelo, tanto del Ministerio de Salud como de la rectoría de la Universidad de Chile, procedieron a instalarse en lo que era el hall de acceso del hospital, espacio que fue modificado para brindar atención clínica segura y de calidad.

Así, añadió que  contaron con 12 camas en las que se recibió un total de 40 pacientes a lo largo del período señalado, con un índice de ocupación de alrededor de un 60%. El perfil de sus usuarios, en su mayoría, presentaron falla respiratoria debido a neumonía por covid y requerimientos de oxígeno de alto flujo, pero no ventilación mecánica, pues los casos de esa gravedad eran derivados a la Unidad de Paciente Crítico del HCUCH. De esta forma, el 80% de los pacientes terminaron trasladándose a unidades de menor complejidad y sólo un 20% a otras de mayor complejidad.

“Al 29 de julio, sobre el 70% de los pacientes ha sido dado de alta -algunos de ellos se trasladaron a unidades de sala en algún otro centro asistencial-; un 16% sigue hospitalizado, ya sea porque son ingresos recientes o que están en unidades de más complejidad, y desgraciadamente tenemos un  5% que falleció, como fue el caso de dos pacientes”.

El doctor Illanes relevó que tuvieron una tasa muy baja de infección por COVID-19 –de alrededor de un 5%- entre el staff que se desempeñó dentro de la UCC, de más de 150 personas; a ello, el doctor Eduardo Tobar añadió que el modelo de turnos diseñado por el Instituto de Sistemas Complejos de Ingeniería, ISCI, de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, demostró ser altamente eficiente, pues ninguna de las personas que prestaron servicio bajo ese régimen se vio infectado.

Finalmente, el doctor Illanes hizo énfasis en los buenos resultados alcanzados gracias al acuerdo establecido con la Facultad de Medicina, que permitió la participación de 90 voluntarios, en su mayoría estudiantes de pregrado de las carreras de Medicina, Enfermería, Kinesiología –así como alumnos de Química y Farmacia y Odontología-, quienes ganaron “una experiencia interesante para su formación académica y vida laboral en el futuro, porque se expusieron a actividades y tipos de pacientes que habitualmente no ven, en un ambiente interprofesional de verdad, con visitas a pacientes en las que teníamos una visión mucho más completa gracias a todas estas distintas perspectivas”.

Un modelo diferente y colaborativo

Por su parte, la doctora Graciela Rojas, directora del Hospital Clínico Universidad de Chile, dijo a los presentes que la creación de esta unidad y de este modelo de atención especial durante la pandemia va a quedar grabada en la historia del recinto asistencial, tanto por los apoyos que convocó para hacerse realidad –de las autoridades anteriores como actuales del Ministerio de Salud, así como de la rectoría de nuestra corporación-, como por la colaboración establecida con la Facultad de Medicina y la cooperación recibida de profesionales de diferentes estamentos de su institución.  

Luego, el doctor Jaime Escobar, subdirector médico del HCUCH, repasó las motivaciones que llevaron a la decisión de poner en marcha la UCC: “Durante marzo pensábamos que, como máximo posible, tendríamos 120 pacientes hospitalizados en tres niveles de atención, como son UCI, UTI y hospitalización básica; pero a la segunda semana de mayo ya habíamos pasado esa cifra, así como de tener 22 a 38 camas UCI  y una tasa de ingreso sobre 15 pacientes diarios desde el Servicios de Urgencia. De no ser capaces de aumentar esa oferta, íbamos a colapsar. Por eso presentamos este proyecto, con un modelo de atención novedoso y cuyo objetivo fue la seguridad, con condicionantes de quién iba a participar, y en eso el apoyo de la Facultad de Medicina fue fundamental. Ahora, ante disminución de la emergencia sanitaria, la unidad sigue siendo importante, pero para mantener nuestro funcionamiento a largo plazo –pues no sabemos cuánto durará esta pandemia-, tenemos que tomar el modelo tradicional de UPC, porque ese es el estándar. Este va a ser nuestro último Intermedio Covid, es lo último que cerraremos cuando esta situación termine”.

En sus palabras, la vicedecana de la Facultad de Medicina, profesora Mariangela Maggiolo, dio a conocer el agradecimiento de nuestra institución “porque más allá de los aspectos técnicos, creo que los principios de colaboración, trabajo conjunto y generosidad están en el corazón de la atención de salud, un sentido de humanidad compartida que muchas veces perdemos. En los objetivos que se plantearon  subyace la intención de aliviar dolor y sufrimiento, así como colaborar con el resto para ayudar en su bienestar. Y eso trae un efecto sobre los estudiantes de pregrado que participaron; no solo en lo aprendido, sino que dándoles una formación más humanista. Fue una experiencia inolvidable para ellos y un aporte en todo lo que pueda venir”.

Al cierre del encuentro, profesionales de la salud y alumnos de las diferentes carreras que trabajaron como voluntarios dieron a conocer su opinión de esta experiencia, la que calificaron como excelente como instancia de aprendizaje y de servicio a la comunidad.  

Cecilia Valenzuela León